fumadora española de marihuana

Más de dos millones de españoles fuman marihuana

Hace tan sólo unos días se hacía público el estudio sobre consumo de alcohol y otras drogas. Un dato relevante ha sido el crecimiento del consumo de cannabis, que a su vez ha descendido en cuanto a percepción de riesgo entre los españoles.

En cuanto al resto de drogas, o bien su consumo se mantiene respecto al anterior estudio, o incluso disminuye, lo que convierte al cannabis en la única sustancia cuyo consumo ha aumentado, hasta llegar al 7,3% de la población, unos 2,2 millones de habitantes.

Aunque el alcohol, se sigue manteniendo como la droga más consumida en nuestro país, seguido del tabaco y los hipnosedantes, que ya se consumen más que la marihuana. El repunte en cuanto a consumo de cannabis se debe, en parte, a cuestiones sociológicas de aceptación.

Y es que, la encuesta ha revelado que la percepción del riesgo en cuanto al cannabis ha disminuido, del 82,4% al 79,8%, y además, ha aumentado el número de españoles que apoyan activamente su legalización, del 33,1% al 37,4%. Los encuestados también han asegurado que es una droga muy fácil de conseguir en el mercado negro, ya que el 64,3% cree que podría ‘’pillar hierba’’ con facilidad en menos de 24 horas.

Otra buena noticia es la que se refiere al consumo de cannabis por parte de menores. Aunque todavía es una cifra algo elevada (12,6% de los encuestados de entre 15 y 17 años afirma haber consumido marihuana) ha caído en casi 2 puntos porcentuales respecto a la anterior encuesta, que situaba esta misma cifra en un 14,5%, lo que supone un importante descenso.

Aumento del consumo de hipnosedantes

Una droga camuflada en millones de botiquines y que se sigue consumiendo habitualmente son los hipnosedantes. Aunque en esta encuesta se ha registrado por primera vez un consumo menor respecto a todos los anteriores estudios, sigue siendo la tercera droga más consumida en España, tan sólo por detrás del alcohol y el tabaco.

hipnosedantes

También es la única droga cuyo consumo es mayor en mujeres que en hombres. Los hipnosedantes son aquellos tratamientos recetados para combatir patologías como el insomnio o la ansiedad, aunque en un principio no suponen un riesgo para la salud, se han registrado numerosos casos de adicciones y síndrome de abstinencia de personas que han sido recetadas durante muchos años con estos medicamentos y que, tras retirárselos han sufrido dichos trastornos.

Aunque, sin duda, el mayor riesgo es el crecimiento alarmante del número de personas que se automedican con estas pastillas. El 65% de los españoles que se medican con esta droga son mujeres, y de ellas el 57% tienen una edad comprendida entre los 45 y 64 años. Tan sólo en 2015, 3,7 millones de personas consumieron hipnosedantes, de las cuales más de 700.000 hacen un uso problemático.

El cannabis, cada vez más cerca de la regulación

En los últimos meses se han presentado diversas PNL en varias autonomías españolas para pedir la regulación del cannabis medicinal y el autocultivo. La última de ellas fue la presentada el pasado viernes en Valencia, con el apoyo de PSOE, Podemos y Compromís.

Antes ya se habían presentado en Murcia, Baleares, Extremadura, Andalucía, Asturias, Madrid y País Vasco, lo que significa que el Gobierno Central tendrá que realizar una comisión de estudio que investigue la posibilidad de regular, como mínimo, el uso medicinal del cannabis, como ya lo han hecho numerosos países entre los que se encuentra EE.UU, Holanda, Alemania, Canadá, Uruguay o Colombia. Algunos de ellos, incluso, han legalizado el consumo con fines lúdicos, con el fin de exterminar a las mafias y evitar que sus habitantes tengan que recurrir al inseguro mercado negro.

El cannabis con fines medicinales ha resultado ser efectivo para paliar los efectos de numerosas enfermedades graves y crónicas como la epilepsia, el parkinson o la esclerosis múltiple, además de ayudar a paliar los efectos de la quimioterapia en pacientes con cáncer e incluso frenar el crecimiento de células cancerígenas.

En España, se han creado numerosas comisiones de investigación como el Observatorio Español de Cannabis Medicinal, presidido por Carola Pérez, a la que hemos podido ver en programas como La Sexta Noche, El Intermedio o Late Motiv, y que pide la regulación del cannabis medicinal para que personas como ella, enfermas crónicas, puedan medicarse con esta planta sin tener que sufrir las políticas prohibicionistas actuales.