¿Consumo legal de Cannabis? Los Clubes cannábicos en España

Desde hace un tiempo se ha vuelto noticia el hecho de que en muchas ciudades a nivel mundial se tolera el consumo de cannabis; en algunas de estas, incluso existes clubes en los cuales esta práctica es tan común que llegan a identificarse por ella.

Algunos de estos clubes se encuentran en Las Canarias. Según, ciertos reportes, existen más de cincuenta clubes cannábicos registrados solo en Tenerife, y más de cien en la región. Dicha actividad se volvió común debido a que luego de ser formado el primero, la fiscalía no se manifestó en contra del consumo de cannabis en el establecimiento.

Al ver dicha actitud de parte de la fiscalía muchos otros clubes nacieron, lo cual levo a la cantidad aproximada ya mencionada, entre los cuales varios son propiedad de un mismo dueño. ¿Significa esto que es legal el consumo? Todavía no.

Marco legal

A pesar de que ley no establece preceptos aceptados en todas las regiones de España una cosa es segura, el consumo de marihuana se extiende y los controles son pocos. Sin embargo, esto no lo vuelve legal. Solo se permite el consumo de cannabis en los clubes dedicados a esto, los cuales no aceptan a cualquier persona como miembros.

En caso de que alguna persona decida saltarse este punto puede encontrarse de frente a problemas, pues el consumo fuera de estos espacios o ambientes privados es sancionado hasta con multas de 300 euros de ser reportado o identificado un comportamiento anormal que perturbe a la comunidad.

¿Son los clubes espacios de control?

Los clubes cannábicos cuentan con una actividad frecuente en el que el consumo del cannabis es considerado “legal” dentro de los mismos sin embargo, ¿existe un control en ellos? Sí y no. Dado que muchas personas utilizan el factor medicinal del cannabis como excusa para su consumo,es muy difícil en muchos países controlar la compra y distribución adecuada de estos; pues la falsificación de récipes es algo que se mantiene con el fin de obtener acceso “legal” a la sustancia.

Esta “anomalía” legal da a las personas la oportunidad de consumir el cannabis, limitándose a espacios en los que no serán amonestados por su actividad, lo cual evita tener personas en las calles consumiendo como en otros lugares.

Además, este sistema liberal ha permitido controlar la distribución del cannabis, no del todo, pero si a un grado que motiva a las personas a afiliarse a los clubes con tal de evitar consecuencias innecesarias como las multas ya descritas. Si bien hay regulaciones adicionales estas varían por zona lo cual las hace flexibles.

Efectos de estos clubes en Canarias

Lejos de generar caos y anarquía este sistema de clubes para consumo de cannabis ha permitido conocer y observar a la población que utiliza marihuana.

Se estima que un promedio de 50.000 personas consumen cannabis en estos clubes de forma constante, lo cual representa una cantidad considerable, aproximadamente el total de la población canaria, entre unos 800.000 y 900.000 individuos. Cabe destacar que estos clubes cannábicos se van abriendo paso a lo largo de nuestra geografía nacional habiendo ya clubes en Madrid o Alicante entre otros.

Además, se evita el contrabando de la misma, así como su distribución ilegal pues la venta con fines de lucro y la movilización de cannabis si son penadas legalmente. Así mismo, esto ha motivado a muchos científicos a seguir investigando sobre los efectos positivos y negativos en el organismo ya que los clubes no paran de crecer y crearse, os consumidores de asistir a ellos y esto a mayor o menor grado requerirá atención nuevamente de los entes legales y médicos.